www.educacionyliteratura.com

Las aulas del siglo XXI

¿Por qué hablamos tan alto?

432-Hz

Código -432 Hz- El efecto de la codificación en Las Aulas Del siglo XXI. ¡Más bajito, por favor!

Las Escuelas han pasado en pocas décadas del absoluto mutismo, obediencia miedo y cerrazón al ensayo más evidente de lugares, donde se practica una “locura aparente colectiva”, de una exacerbada sinrazón y nerviosismo.

Todos aquellos profesionales que trabajamos en contacto directo con personas, venimos observando últimamente que el estado de descontrol , irascibilidad, falta constante de atención y el uso excesivo elevado del tono de voz humana, hacen de los centros educativos, hospitales y lugares de masas ,ubicaciones donde la comunicación y la relación son prácticamente imposibles.

Es conveniente conocer que el Universo tiene un pulso, una frecuencia , un acorde tolerable a la vida , a los seres vivos y en especial al Ser Humano. Esta vibración natural es conocida como la frecuencia 432-Hz- donde los instrumentos musicales, y aparatos a través de los cuales se percibe la música y voz humana deben vibrar en esta frecuencia tolerable. De no ser así, se estaría incurriendo en una alteración de volumen universal tremenda mente perjudicial para la vida y para el desarrollo armónico de los individuos.

Es un proceso altamente cualificado y complejo que se escapa a aquellos que no poseemos conocimientos ni musicales, ni neuronales.

Estudios científicos recientes , nos alertan de que toda la música y sonido que actualmente estamos escuchando y los que evidentemente escuchan los oídos tiernos de nuestros niños , debemos conocer, que suena en una frecuencia que se podría haber elevado de forma inarmónica en todo el planeta y por supuesto con efecto en el cuerpo y organismo humano y de los animales.

¡Sería algo así como subir el volumen del planeta!

De ser cierto este planteamiento , de ser contrastable esta supuesta teoría no sólo se alteraría la conducta humana, la de los niños etc, sino que a su vez estaría afectando el nivel de conciencia y con esto la alteración absoluta de todos los patrones físicos , mentales, conductuales , afectivos y emocionales .

Parece ser que tanto instrumentos musicales y aparatos por donde circula voz y música vibran en una frecuencia 440 Hz , 8 niveles superiores a lo que podríamos tolerar haciendo vibrar de este modo a la naturaleza y seres vivos en una frecuencia no soportable a la vida , transformándose paulatinamente en un ensayo social de “locura colectiva” entre comillas.

Los niños más que los adultos están expuestos durante mucho más tiempo diario a efectos musicales, de video juegos, tablets, tv, telefonía y pantallas con sonido en general. Es la única explicación coherente que podríamos dar los docentes del siglo XXI a la forma de hablar- GRITANDO- que en la actualidad manifiestan nuestros alumnos.

Exponer a los niños, y exponernos a esta frecuencia inevitable nos aparta de la resonancia acorde , nos aleja de los estados de positividad, y regula un nuevo estado de ánimo grupal colectivo absolutamente patológico , con conductas no normalizadas encolerizadas , irascibles e incontroladas.

Estudios también recientes manifiestan la importancia del efecto de la resonancia en nuestra salud física y sobre todo mental.

Hasta el momento ha sido considerado en muchas ocasiones secretos de gobiernos y de potencias mundiales. Llegándose a cuestionar que la alteración de frecuencia acústica podría desajustar propiedades de la luz, del tiempo, del espacio , de la materia, de la gravedad del magnetismo y hasta modificar el código de ADN.

El conservatorio de París planteó incluso un referéndum para no permitir que instrumentos y sonidos vibrasen a 440-Hz- ya que esta frecuencia genera un efecto insalubre para el desarrollo de la naturaleza , del medio ambiente , de los seres vivos y del ser humano.

¡Tal vez los pájaros canten muchísimo menos por este motivo! Lo que sí es evidente que los docentes estamos obligados a introducir nuevos conocimientos en Las Aulas Del Siglo XXI, y tomar medidas paliativas , para caminar hacia estados de calma, serenidad colectiva y estados óptimos de relación humana.

Vibrar en una frecuencia de sonido tan alta, es evidente que genera miedo, angustia, desorden, inquietud, alteración, desequilibrio…Siendo mucho más evidente la posibilidad de enfermar física , mental y emocionalmente.

Es importante que los profesionales de la enseñanza sepamos que existen programas informáticos para bajar el volumen y convertir todos los archivos acústicos a 432-Hz.

En pleno siglo XXI , urge convertirnos en auténticos profesionales de la materia y velar por la integridad y armonía del Ser Humano y sobre todo la armonía de Nuestros Niños para llegar a un verdadero estado de Amor , en mayúsculas, Felicidad, Paz Mundial, y pleno estado de Calma y Salud.

Compartir:

Carmen Soledad García

Carmen Soledad García

“Sin la experiencia, de nada nos sirve la teoría del conocimiento"

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Redes sociales

Lo más leído...

Suscríbete a mi blog

Sin spam, notificaciones solo sobre nuevos  libros o artículos.

GÉNERO vs. HUMANIDAD

  GÉNERO  vs. HUMANIDAD No deberíamos  celebrar ningún  día  impuesto por una agenda globalista que no nos hace ningún  bien. No deberíamos  celebrar  rivalidad  , 

Leer más »

SE FIRME

Sé firme. Sé firme cuando la energía ancestral  aún pugna su última batalla entre el amor y el dinero. Sé firme, cuando el dolor de

Leer más »