www.educacionyliteratura.com

Las aulas del siglo XXI

GÉNERO vs. HUMANIDAD

  GÉNERO  vs. HUMANIDAD No deberíamos  celebrar ningún  día  impuesto por una agenda globalista que no nos hace ningún  bien. No deberíamos  celebrar  rivalidad  ,  mientras a ambas partes  , nos llamen género. No deberíamos  celebrar un odio engendrado por los medios de masa y televisión  para tenernos sujetos al miedo y a la confrontación  constante. No deberíamos celebrar ningún  día  impuesto por la agenda 2030, sometiéndonos a unos planes de destrucción  de la humanidad. No deberíamos  huir de  nuestra feminidad y capacidad de trabajo y compartirla  con nuestros  padres, hermanos, hijos y  hombres  que nos aman. No deberíamos  hacer el trabajo  de repetición  lingüística  hasta convertirlo en ley. Por consiguiente Género  vs. HUMANIDAD Carmen Soledad García  

SE FIRME

Sé firme.

Sé firme cuando la energía ancestral  aún pugna su última batalla entre el amor y el dinero.

Sé firme, cuando el dolor de la orfandad te desgarre las vísceras y creas no poder resistirlo.

Sé firme, cuando todos te fallen y lo único que te queda es no haberte fallado a ti mismo.

Sé firme, cuando sientas que la mediocridad vive de aquello que a ti te sobra.

Sé firme, con la mentira del prójimo y con su capacidad de humillación, algún día llegas a comprender y a aceptar que el ser humano, no es ninguna de las dos cosas.

Sé firme, con tus ideas cuando vayan en sentido contrario.

Sé firme, con el cuerpo y la disciplina que él te requiere. ¡Es el vehículo!

Sé firme, con tu alma. Ve donde allí vibres y huye donde no te respeten.

Sé firme, con tus metas, a sabiendas de que gran parte del recorrido has de hacerlo sólo y en plena meditación.

Sé firme, con tu propia dignidad es el tesoro mejor guardado.

Sé firme, con la entrega y el tiempo dedicado a los demás, la vida es muy corta y olvidan casi siempre, dar las gracias.

Sé firme,  contigo mismo porque atraemos lo que somos.

Sé firme… ama, respeta, admira, medita, respira y sonríe.

Carmen Soledad García.

 

 

 

 

 

 

 

 

VIVIR DE FRENTE

Vivir de frente…

Se puede vivir de frente a esta incongruente  normalidad.  Porque es todo, menos normal.

Se puede vivir de frente  a los nuevos proyectos, nuevas ideologías  y nuevas utopías  porque existen. ¡Todos tenemos sueños!

Se puede vivir de frente al amor, a los hijos, a la familia y a la amistad.¡Nadie va a rendirse, ahora!

Se puede vivir de frente al conocimiento, a la verdad,  a la ética  y a la razón.

Se puede vivir de frente a la risa,  a la alegría, a la exaltación  de lo cotidiano  y al buen humor.

Se puede vivir de frente al honor, a la dignidad  y a las infinitas  ansias de saber.

Se puede vivir de frente a la responsabilidad personal y social y  asumir promesas juntos.

Se puede y se debe vivir de frente a este falso concepto de normalidad porque por ella entendemos la cualidad  de lo que se ajusta a cierta norma sin exceder ni adolecer.  Y si algo tenemos es exceso de todo.

Se puede vivir de frente…

Carmen Soledad García.

 

 

FEMINIDAD vs. FEMINISMO

FEMINIDAD VERSUS FEMINISMO.
Desmontando la imposición lingüística.

Si realmente fuéramos conscientes del poder de creación de la lengua hablada y escrita, escribiríamos con moderación y precisión y hablaríamos muchísimo menos.
Hace muchos años, deberíamos saber que nuestra lengua castellana está siendo intervenida y re /utilizada con matices peyorativos y destructivos.
En las antiguas guerras, en las guerras clásicas para conquistar un territorio una de las estrategias utilizadas era devastar la lengua y si fuera necesario introducían otra.
Tenemos muchas muestras de este proceso entre ellas el empeño bilingüe y la utilización del término feminismo con un uso lingüístico de daño infinito irreparable.
Todos sabemos en qué consiste la manipulación lingüística, y lejos de aceptar que no es necesario tener títulos universitarios para comprender lo que está sucediendo en estos momentos de nuestra historia , patrones como el sentido común, la humildad, la consciencia, el respeto etc. cobran un valor incuestionable en esta época.
Y sí, todos sabemos que no es lo mismo feminidad que feminismo.
– La feminidad es admitir que la naturaleza te ha hecho muy fuerte y resistente al dolor físico y espiritual.

La maternidad es la gran muestra de ello.
-Somos el país del mundo con más leyes de género en una sola década, todas con el único objetivo de hacer de la maternidad un obstáculo y convertir a la
mujer en un ser irreconocible.
-La feminidad es saber que podrías llegar a morir por amor pero no estás dispuesta a hacerlo.
-La feminidad no es feminismo, sino mucho más:
.Ser femenina es levantarse tan temprano que el silencio te persiga detrás, solo porque la responsabilidad del funcionamiento de un hogar depende de ti, y lo llevas con orgullo, tenacidad y honor. ¿Qué hay de malo en ello? ¿Qué hay de malo en ser mujer y amar el hogar?
.Ser femenina es avanzar por el pasillo hacia el armario de las pistolas abrillantadoras  y  disparar hacia todo y conseguir la perfección. ¡Existe! Sobre todo en los cristales. Y mirar el mundo a través de ellos.
.Ser femenina es comprender que de tu estado de ánimo va a depender el estado de ánimo de todo y todos cuantos te rodeen. ¡Imaginemos el poder y la fuerza!
.Ser femenina es dar la vida por tus hijos, si viniera al caso. ¿También es malo este sentimiento? Es humano, coherente y de experiencia vital. Que nadie te confunda.
Ni siquiera los poderes fácticos. Entendiendo por ellos aquellas instituciones que están ejerciendo una influencia negativa basada en el miedo y en la capacidad de presionar y adoctrinar sobre todo las instituciones políticas  sociedades dependientes de ellas  y medios de comunicación.
.Ser femenina es no practicar las leyes “progresistas” de dependencia porque sabes que fueron creadas para que tus padres caigan en manos del gobierno, en manos del poder.
¡Y nada como tus manos!
.Ser femenina es no permitir a nadie que te cuestione, ni a ti ni a los tuyos.
.Ser femenina es saber que eres luz y que llevas la antorcha a sabiendas de que mucho tramo del camino lo harás sola.
.Ser femenina es admitir que debe cocinarse por amor y por responsabilidad, por ambos sentimientos.
.Ser femenina es hablarle a tu gata como a una persona, y amarla de igual forma.
.Ser femenina es comprender que posees unas características físicas y morales distintas a las del hombre y respetar ambas por igual.
.Ser femenina es comprender que en pleno siglo XXI el feminismo es planteado como un movimiento de adoctrinamiento mental enfrentando a hombres y mujeres y sobre todo a mujeres entre ellas.
.Ser femenina es aceptar que los movimientos políticos, culturales, sociales y económicos no van a alterar el equilibrio de tu familia, por mucho que se pongan de moda.
.Ser femenina es ser presumida, coqueta y tener en el cuarto de baño multitud de cajones llenos de cosas relacionados con la belleza.
.Ser femenina es conocer tu capacidad mental y tu rol intelectual. Y cultivarlo cada día.
.Ser femenina es preferir que te lleven de la mano a que te echen el brazo por el hombro.
.Ser femenina es hacer el recorrido hacia tus sueños con pantalones vaqueros ajustados y zapatos altos de tacón.
.Ser mujer y femenina es un don, un privilegio, un complemento y un regalo en pleno siglo XXI donde el dominio lingüístico conquista ya casi todo, y a casi todos.
.Ser femenina es ser conocedora de una consciencia global que posee una fuerza infinita e interrelacionada.
.Ser femenina es saber que amarte a ti misma te hará amar tu mundo circundante.

¡Pasa de modas! Crea tu estilo como mujer, como madre, como hija, como hermana, como tía, como amiga, como compañera de trabajo, como vecina, como ciudadana.
En medio de un mundo angosto, cruel y duro, crea tu propio estilo femenino, comprometido, delicado elegante e iluminado. ¡Puedes hacerlo! ¡Podemos hacerlo!

Salgamos de los patrones conductuales, enfermizos, patológicos y adoctrinados. Toda la evolución de la humanidad ha de ser en armonía y no en el enfrentamiento. Educando en la otra dirección.
Carmen Soledad García

[contact-form][contact-field label=»Nombre» type=»name» required=»true» /][contact-field label=»Correo electrónico» type=»email» required=»true» /][contact-field label=»Web» type=»url» /][contact-field label=»Mensaje» type=»textarea» /][/contact-form]

Eres

SERIAS REFLEXIONES DE MUJER:

Eres

Un buen día te despiertas y comprendes que ser mujer puede llegar a ser súper- camaleónico:

-Eres despertador.
-Espía de la mañana.
-Recógelo todo a dos manos y dos pies.
-Camarera de desayunos, meriendas y cenas.
-Lavandera.
-Limpiadora de baños, y de toda marcas de suelos.
-Eres como el servicio de habitaciones de un gran hotel sin estrellas.
-Eres la chica de los recados.
-y la mayordomo de tus visitas.
-Administrativo.
-Peluquera de moñiclis con lazo y peinados para abuela.
-Cocinera de máster –chef.
-Organizadora de despensas.
-Jefa de mantenimiento de manecillas que no van y puertas que se encasquillan.
-Eres oficial de correos de facturas y pagos.
-Coordinadora de bancos y saldos.
-Auxiliar de farmacia.
-Eres freidora de aceites cálidos y experta en platos combinados.
-Ordena frigoríficos.
-Asesora las 24 horas de las vidas de tus hijos.
-Sin olvidarte de ser taxista con plaza fija al salir de casa.
-Eres planchadora de sesión indecisa de mañana o tarde.
-Experta en trapos del polvo y productos que dan brillo a lo in-brillante.
-Eres recepcionista de teléfono fijo y móvil.
-La mejor preparadora de mochilas ajenas y picnics para los demás.
-Eres retira muebles.
-Atrapa- pelusas.
-Limpia lámparas.
-Mata cucarachas.
-Eres psiquiatra de familia.
-Psicoterapeuta y
-Gestora de citas médicas.
-Eres puntual y responsable en tu trabajo. Eres rebelde e inconformista en él.
-Eres limpiadora de portales.
-Mecánica de los primeros síntomas de tu viejo coche.
-Profesora particular de tus hijos.
-Eres amante de tu profesión.
-Eres hija, madre, hermana, tía amiga y en ocasiones amante sin saber si vas a despertar en la cama donde una noche dormiste.
-Eres soñadora, valiente, atractiva con metas inminentes.
-Eres costurera.
-Pintora de brocha gorda.
-Corta césped de jardines y chiringuitos de tercera.
-Eres la chica de mantenimiento del hielo en casa Y asistente de primeros auxilios.
-Eres la veterinaria de las mascotas de hogar.
-Asesora de interiores sin liquidez.

¿Qué más?

-Limpiadora del barro de los zapatos.
-Ordena roperos
-Jardinera de tus flores.
-Y sabes llevar tu maletín al trabajo con un glamur inusual.
-Eres “reseteadora” de impresoras de andar por casa.
-Re- ponedora de tintas y folios.
-La mejor degustadora de chocolates para amigas de tus hijos.
-Eres tira bolsa incansable de bolsas de basura.
-Y trabajadora social de tu vecina que reclama un poco de ayuda y amor.

Y…

De repente una buena tarde te despiertas de una merecida siesta y comprendes que si eres todas estas cosas, de inmediato HAS DEJADO DE SER TÚ.
Carmen Soledad García